Saltear al contenido principal

El pasado 21 de diciembre, la Comisaria de Empleo de la Unión Europea,  Marianne Thyssen, ha presentado una nueva edición del informe sobre “Employment and Social Developments in Europe (ESDE) 2016“.

Una de las conclusiones del informe es que uno de cada diez trabajadores europeos está en riesgo de pobreza y pone de relieve que el trabajo no garantiza una salida de la pobreza.

En España, según el informe, un 13,2% de los trabajadores era pobre en 2014. Se trata del segundo país de la Unión Europea con mayor número de trabajadores pobres, solo por detrás de Rumanía donde el 18,6% de los trabajadores cuenta con bajos salarios. En tercer lugar se sitúa Grecia con un 13,4%.

España también destaca en otro aspecto: el incremento del número de trabajadores a tiempo parcial. El informe destaca que el aumento de estos empleos ha sido mayor entre los hombres, llegando a multiplicarse por dos en el caso de España. En Grecia, Chipre y Eslovaquia se triplicaron.

Volver arriba