El pasado 21 de julio de 2016, se ha producido la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el recurso de inconstitucionalidad interpuesto por el Parlamento de Navarra en relación con determinados artículos y disposiciones del Real Decreto-ley 16/2012, de 20 de abril, de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones.

El fallo no ha logrado el apoyo de todos los miembros del Constitucional y no ha sido unánime. A él se han opuesto Fernando Valdés y Adela Asua, tanto en el reconocimiento del carácter de urgencia como en la exclusión de determinados colectivos del SNS, argumento al que también se ha sumado, en su voto particular, Juan Antonio Xiol.