Según un estudio sobre la corrupción en el sector sanitario publicado por la Comisión Europea en 2013 el sector de la salud es especialmente vulnerable a la corrupción debido a:

  • El alto grado de asimetría de la información entre los proveedores del servicio y sus receptores.

  • La existencia de un gran número de actores con complejas inter-relaciones.

  • La elevada descentralización e individualización de los servicios que los hacen difíciles de estandarizar y controlar.

  • La opacidad de los precios, no sometidos a las reglas de la oferta y la demanda como otros bienes.

  • Que el pagador no suele ser el beneficiario directo de los servicios de salud lo que implica una inevitable falta de control.

En el estudio se identificaron seis tipologías de corrupción en determinadas áreas del sistema sanitario, y dependiendo de los agentes implicados:

  1. Sobornos en la prestación de servicios médicos.

  2. Corrupción en los procesos de compra.

  3. Relaciones de marketing inadecuadas.

  4. Abuso de poder en niveles de responsabilidad altos.

  5. Reclamaciones de reembolsos indebidos.

  6. Fraude y malversación en medicinas y tecnología médica.

Relaciones entre actores y tipologías de corrupción en los sistemas sanitarios

ACTORESDESCRIPCIÓNTIPOLOGÍA
Sanitario-pacienteSobornos para obtener mejor atención sanitariaTipología 1
Industria-sanitarioInfluencia en la compra de tecnologías o medicamentos por parte de una instituciónTipología 2
Relaciones comerciales impropiasTipología 3
Industria-reguladoresRelaciones comerciales impropias
Todos los actores
(excepto los pacientes)
Abuso de poderTipología 4
Sanitarios-pagadoresReembolsos indebidos a sanitariosTipología 5
SanitariosFraude y malversación en la utilización de tecnologías o medicamentosTipología 6